¿Quien es la mejor minimalista?

Escrito por ValeDeOro
vdo-mejor-minimalista Resúmen: El minimalismo no es una carrera ni una competición. Es una filosofía de vida personal sin notas ni evaluaciones finales. A veces me olvido de que esta idea en nuestro mundo competitivo e individualista es algo diferente. Este comentario me sirvió de recordatorio:

comentario-noelia
Querida Noelia,
¿Tienes menos de 33 prendas de ropa? Enhorabuena, eres mejor minimalista que yo.
¿No tienes coche propio y te mueves en bicicleta? Enhorabuena, eres mejor minimalista que yo.
¿Meditas todas las mañanas? Enhorabuena, eres mejor minimalista que yo. ¿En tu casa cada cosa está en su sitio? Enhorabuena, eres mejor minimalista que yo.
¿Hace años que no has comprado nada nuevo? Enhorabuena, eres mejor minimalista que yo.

Eres una minimalista excepcional. Eres un ejemplo a seguir. Y para que sigan tu ejemplo es necesario que aceptes la responsabilidad de inspirar y orientar. Las demás personas no necesitamos que nos llames hipócritas, necesitamos que compartas tus experiencias. Queremos conocer tus batallas y tus éxitos, tus fracasos y tus aprendizajes – para poder experimentar y hacerlas nuestras.

El cambio empieza contigo – y sigue contigo

Es simple: la mayoría de las personas hoy en día tienen más ropa, más cosas, más cacharros de los que necesitan. Muchos están conscientes de que algo tiene que cambiar, que algo falla.

Si la compra de más y más cosas no te genera la satisfacción que buscas, seguir comprando no cambiará nada. Lo que falta son herramientas que permiten empezar con este cambio. Herramientas prácticas que te pueden guiar en explorar un nuevo camino que rompe con lo que te cuenta la publicidad.

El cambio empieza contigo. Nadie más que tú puede enfrentarse a tu armario, a tu altillo, a tu despensa llena de cosas sin usar. Sólo tú puedes decir “basta” y pasar a la acción. Sólo tú puedes tomar las riendas de tu vida y reconquistar tus espacios.

Sólo tú puedes cambiar a ti misma y tus padrones de consumo. Y sólo tú puedes inspirar a otras personas desde el respeto y la aceptación. Sé un ejemplo, sé el cambio que quieres ser. Es fácil juzgar, mucho más fácil que apoyar a alguien que por primera vez se enfrenta a un reto tan grande.

¿Quieres ser mejor minimalista?

El minimalismo es una filosofía de vida. Es un camino que te ayuda a descubrirte a ti misma y a tus prioridades. No exige un número concreto de prendas y pertenencias, sino un uso consciente de lo que tienes. El Proyecto 333 es un experimento. Es una herramienta que te enseña a conquistar tu armario y a reconocer tus prendas favoritas. No es una competición, es una práctica.

Meritxell se juntó a este reto con un armario de 539 prendas. En su primera temporada del proyecto 333 se quedó con 133 prendas, una cuarta parte! Nunca llegó a los 33 prendas, pero hoy vive con menos de 100 prendas (y un armario más pequeño). ¡Un gran logro!
Laura únicamente tenía 43 prendas cuando empezó el proyecto. 33 le pareció demasiado y decidió experimentar con 13 prendas. Se dio cuenta que era muy poco y hoy en día ha vuelto a unos 35 prendas.

¿Crees que Laura es mejor minimalista porque tiene menos prendas? ¿O quizás lo es Meritxell, porque su cambio ha sido más radical? La verdad es que ¡las dos son minimalistas admirables! Ajustando el experimento a su realidad personal, cada una consiguió salir de su zona de confort. La uno no es mejor ni peor minimalista – son minimalistas realistas.

Necesitamos a todas ellas para poder hacer un cambio real en nuestra cultura y nuestro mundo. Si te concentras en tu propio número de prendas, en tu propia perfección, dejarás atrás todos aquellos que recién están empezando. Y si la gran mayoría no cambia, tu perfección no tendrá el menor impacto. Necesitamos un cambio generalizado para que también tu participación cuente.

¡Gracias Noelia, por permitirme esta reflexión!

Las 7 ventajas de un armario minimalista

Escrito por Lucía Sencillez Plena
Hace ya un año que el #proyecto333 forma parte de mi día a día. Al principió mi interés era sobre todo en relación a tener un armario más reducido, un armario minimalista que me permitiera quedarme con lo importante. En el camino he descubierto gratamente que los beneficios se extienden más allá de la cantidad de prendas.   Estas son las 7 ventajas principales de tener menos ropa:
  • Estilo definido
¿Te has plantado alguna vez cuál es tu estilo? Cuando te quedas solamente con lo esencial de repente se ve claramente qué tipo de ropa te hace feliz. Así descubres naturalmente tu estilo. En mi caso mi estilo es colorido con faldas principalmente. Si quieres ver mi ropa entra aquí.
  • Claridad mental
Una de las primeras decisiones que tomas en tu día a día es qué me pongo. Empezar el día sabiendo exactamente qué ponerte afecta directamente a tu estado de ánimo. Además disminuye el estrés porque no solo sabes qué ponerte sino que empiezas el día tomando una decisión sencilla de éxito asegurado, lo que quiere decir que tienes más capacidad para tomar otro tipo de decisiones de mayor relevancia después.
  • Colores distintivos
Como ves en mi armario, tiendo a vestir de colores y al disminuir mi armario creía que iba a influir en el color de mis prendas y sí, sí que ha ocurrido pero de una forma consciente. He descubierto qué colores quiero que me acompañen en mi día a día. Así el azul intenso o el verde están muy presentes mientras que el beis no me queda bien y no tengo ninguna prenda de este color. ¿Qué colores te sientan bien? ¿Con qué colores te sientes identificada?
  • Ahorro en el tiempo de compras
Saber exactamente qué es lo que quieres hace que ahorres tiempo a la hora de ir de compras. Ya no vas a cualquier tienda sino que eliges aquellas que tienen el tipo de prendas que quieres. En mi caso prefiero las “prendas felices”, que me hacen feliz a mi y a las personas que las han fabricado. Además una vez estás en la tienda tu foco es más concreto. ¿alguna vez te has comprado algo que no te acababa de convencer? Con un armario más pequeño serás más selectiva lo que te ahorra tiempo y te asegura que todo lo que llevas te convence 100%.
  • Calidad por encima de la cantidad
Ya no hay zapatos incómodos o que no te hagan sentir bien, por dentro y por fuera. Esto te ahorra tiempo y dinero, porque la cantidad a la larga sale cara. Como comentaba en este post: tener un solo abrigo es una de las mejores decisiones que he tomado este invierno.
  • Abrazar el planeta
Tenemos sólo un planeta y cada una nuestras elecciones influyen directamente en su cuidado. [tweet_box]Un armario minimalista es una muestra de amor por nuestro planeta.[/tweet_box]
  • Ganas espacio en tu armario
Necesitas menos espacio, todo está a la vista y sabes exactamente qué tienes.  
¿Y tú qué ventajas valoras?

Ya que solo tengo 33 prendas: ¿Quién hizo mi ropa?

Escrito por ValeDeOro
¿Quién hizo mi ropa? Si vives con 33 prendas, cada prenda se convierte en algo especial. La has elegido con todo tu cariño, en su lugar muchas otras prendas no pudieron entrar en tu selección de esta temporada. Ya no es una prenda del montón, es una de las 33. ¿Sabes quién la hizo? ¿Sabes bajo que condiciones laborales? ¿Conoces el compromiso que tiene la marca con el medio ambiente y los derechos laborales de los trabajadores? ¿Qué tal si lo investigas? Si le das la vuelta a tu prenda encontrarás el nombre de la marca: hazte una foto con la prenda al revés, publícalo en las redes sociales y pregunta a la marca ¿Quién hizo mi ropa? No te olvides de añadir el hashtag #fashrev #whomademyclothes para aumentar la visibilidad. O si tienes un poquito más de tiempo, elabora tu propio video para participar en el #retomodasostenible:
  1. Graba un video corto donde salgas dando la vuelta a una prenda y pregunta a la marca que lo ha hecho “Quien hizo mi ropa?”
  2. Nomina a tres personas a que también lo hagan.
  3. Comparte este video en las redes sociales con los hashtags #whomademyclothes y #retomodasostenible.
Aquí te dejo mi video. He nominado a Luisa de Sustain Values, a Celina de Magles Revista y a Diana de dianagarces.com para que sigan con la cadena. ValeDeoro accepta al #retomodasostenible para el Fashion Revolution Day 2015 from Valentina Thörner on Vimeo. ¿Te unes a la revolución? Más información: Fashion Revolution Day Asociación de Moda Sostenible Evento en Facebook

Reflexiones después de un año de Proyecto 333

Escrito por 
minim Ya hace algún tiempo que decidí simplificar mi vida y ahora ha hecho un año que empecé a participar en el Proyecto 333: vivir 3 meses con 33 prendas. Lo que comenzó como un experimento se ha convertido para mí en todo un estilo de vida. Ya no concibo el tener el armario lleno de ropa.

La sensación de orden

Seguir el Proyecto 333 durante este año me ha permitido sentir que esta parte de mi vida, la de mi ropa, tiene un orden, con una estructura y unas reglas. Muchas veces organizamos otros aspectos de la vida, como trabajo, proyectos, viajes, actividades… Sin embargo hay otros en los que no tenemos organización y llevamos al azar. Esto me pasaba a mí con la ropa. No había reglas. Compraba la ropa que me hacía falta (o no) y no quitaba la que ya nunca me ponía. Mi armario es grande, así que ni siquiera sacaba de él la ropa de otras temporadas. Ahora tengo una reglas que cumplir: unos días en los que cambiar de temporada, un máximo de prendas que tener, etc. Esto me produce una satisfactoria sensación de orden en mi forma de vestir y organizar mi ropa.

El ahorro (de tiempo y dinero)

Tener el armario con sólo 33 prendas me supone un ahorro de tiempo importante. Abres el armario, le echas un vistazo rápido y enseguida sabes lo que te vas a poner, porque no hay muchas opciones. Puedes estar lista en 10 minutos para ir a cualquier sitio. Además, al tener menos ropa, ahorras tiempo en lavar, tender, planchar, doblar, ordenar… Por otro lado, desde que estoy en el Proyecto 333 compro menos ropa. De vez en cuando tengo que renovar algo, pero suelo usar la regla de entra uno, sale uno. Así que eso supone un ahorro de dinero, además del que supone lavar menos ropa.

La comodidad

Cuando tienes que elegir sólo 33 prendas terminas eligiendo aquellas con las que te sientes más cómoda. La comodidad es importante a la hora de vestir, al menos para mí. Si tengo que elegir entre unos zapatos cómodos o unos de tacón de aguja, lo tengo muy claro. Voy a pasar mucho tiempo con ellos puestos, porque hay pocas alternativas. Lo mismo me pasa con otro tipo de prendas. Así que he desechado aquella ropa con la que no me sentía cómoda.

Calidad y sostenibilidad

Las 33 prendas que eliges para tu temporada tendrán una vida dura: serán lavadas muchas veces y usadas más de lo normal. Es por eso que, a lo largo de este año que he estado con el Proyecto 333, he empezado a valorar más la calidad de las prendas. Ahora, que sólo me compro una o dos prendas al año, reflexiono mucho antes de comprármelas. Me hago preguntas como: ¿Realmente lo necesito?  ¿Aguantará toda la temporada? ¿Quién lo ha fabricado? ¿Se ha hecho daño al medio ambiente en su fabricación? ¿Los trabajadores ha sido bien tratados? Todo esto es importante ahora para mí.

Reinventarme a mí misma

Estar en este proyecto me ha hecho reflexionar sobre qué prendas me sientan bien, qué cortes, qué colores… Ha sido todo un descubrimiento y ahora me conozco mejor y sé que es lo que necesito y me gustaría tener. Por otro lado, en el cambio de temporada encuentro la oportunidad de reinventarme a mí misma: ¿Cómo quiero mostrarme a los demás estos próximos 3 meses?

Mis listas de este año pasado

Éstas fueron mis listas de este año 2014: — Foto por Iván Ariza

El cuerpo más que el vestido

Escrito por anaquinpm
“La vida es más que el alimento y el cuerpo más que el vestido”  interesante mensaje recogido del siglo primero d. C.  Una de las cosas que más me gustan de los tiempos en que nos ha tocado vivir es la revitalización de los valores.  Hoy no se hace nada sin que tenga un valor añadido, al construirlo lo examinamos y nos preguntamos ¿qué valor tiene esto que he realizado? ¿Dice algo transmite algo? ¿Estoy haciendo algún bien?
Valores Calzados Hispánitas Autor: Tu look habla

Valores Calzados Hispánitas Autor:Tu look habla

  Acabo de leer que el lujo se vuelve sostenible, no está mal que lo haga. Hace unos días le pregunté a una persona que ha trabajado en Cartier  ¿Cómo vive la marca la RSC?  Me habló sobre criterios sostenibles que tiene en cuenta en la cadena sistémica de elaboración de joyas. Sobre todo los relacionados con recursos humanos y defensa de la dignidad de la persona en la extracción de la materia prima. Todos sabemos que las joyas, sobre todo las valiosas en algún momento de su cadena están manchadas de sangre.
Materiales sostenibles Autor: Tu look habla

Materiales sostenibles Autor: Tu look habla

  Pero ¿nos creemos que la vida vale más que el alimento y el cuerpo más que el vestido? Son palabras e ideas preciosas con las que nos identificamos de entrada pero luego…vienen las rebajas, en toda regla. ¿Por qué nos cuesta tanto hacer la vida sostenible? ¿Por qué a la hora de la verdad damos la vuelta al verdadero orden de las cosas?  Parece ser que esto forma parte de los misterios de la inteligencia que a veces se torna perezosa. Menos mal que tenemos a Proyecto 333 que se encarga de recordarlo.
Sustentable fashion. Autor: Tu look habla

Sustentable fashion. Autor: Tu look habla.

  Proyecto 333 es una idea que permite hacer realidad que la vida y el cuerpo está por encima de lo material.  Que las ideas son las que hacen al hombre dominar la naturaleza. Pero unas ideas  respetuosas con el orden natural. Hemos de hacer una moda que salve, como está propuesta londinense, aunque solo se quede en los elefantes…ya llegará a las personas…

La cantidad: 333

Escrito por anaquinpm

La cantidad,  pocas veces es una expresión de valor. Normalmente, el exceso daña.  “Hay personas que se sienten inseguras si no tienen <<dos de todo>>” (1). Por si acaso… detrás de esta retaila hay miles de excusas.

Como dice Alejandro Llano, “los lujos de hoy son necesidades del mañana”. Este es el problema de nuestro tiempo que no queremos reconocer la lacra que está produciendo la cultura de consumo desenfrenado.

Esta semana Juan Manuel de Prada en su artículo en XL Semanal del 13 de julio de 2014, refiere este tema, “son varias las agonías por las que ha pasado el capitalismo; y en todas ellas en lugar de aceptar su error, ha perseverado en él.

La concentración de la propiedad que debiera estar repartida, deja en el alma una herida.

El consumo es una manifestación de que la economía va bien, pero no es señal de que favorezca sin más la economía. El mismo autor cita a Bell el cual afirma que el consumismo está socavando las virtudes propias del capitalismo como son la austeridad, la autodisciplina y la capacidad de ahorro.

Es curiosa la regla que se emplea en entrevistas de selección en relación a la cantidad y calidad que objetos que portamos cuando acudimos a las mismas. Es interesante considerar que en relación ciertos precios de vestidos, trajes y relojes, pañuelos, zapatos o corbatas se van eliminando a los candidatos…

Estos son algunos de los motivos de fondo que  avalan el Proyecto 333.  La elegancia conlleva austeridad, para no ocultar lo espiritual de la persona con las cosas que lleva encima. La persona es lo suficientemente maravillosa que no necesita recurrir al exceso de lo de fuera.

Tener menos pero con más valor conceptual. La regla de oro de que “menos es más”.  33 prendas pero con más ideas. Ideas sobre nosotros, sobre lo que somos, pensamos y valoramos.

Quien no conoce su historia está abocado a repetirla.  Proyectar la vida a través de la indumentaria 333 palabras.

Fuentes:

(1) Llano, Alejandro. La vida lograda. pag. 55.  Ariel. 2002.

Cosas que no utilizaste: revelaciones de personalidad

Escrito por ValeDeOro
Cada final de temporada del proyecto 333 reviso todas las prendas que había seleccionada para decidir cuáles seguirán en la nueva temporada, cuáles las guardaré por cuestiones de cambios e clima y cuáles no seguirán conmigo. Y cada vez me doy cuenta que ha habido una o dos prendas que no he utilizado durante los últimos tres meses. A pesar de solo tener 33 prendas (o menos) en el armario, sigo evitando una u otra prenda, aunque sea de forma inconsciente. En la temporada de primavera 2014 fueron tres las prendas que no salieron del armario: un vestido, un chaleco y un blazer. El vestido tenía razón lógica: no hacía tanto calor en primavera como pensaba. ¿Y las otras dos prendas?

Si no te queda perfectamente, no te queda

chalecoEl chaleco había sido un experimento. Nunca había llevado este tipo de prenda. Lo había heredado y decidí probar si lo pudiera incorporar en mi armario. Me gustaba la idea de tener una prenda diferente, que combina la elegancia con un estilo algo alternativo. En mi imaginario lo combinaba con mi vestido turquesa o con mis vaqueros, aumentando la versatilidad de mi armario. En la vida real me quedaba un poco grande. Sí, me la puse dos o tres veces (como se puede apreciar en las fotos de la tienda vacía – enlace), pero siempre me quedaba con la duda de que realmente me veía bien. Acostumbrada a los cortes más ceñidos, me sentí incómoda y me pasaba el tiempo ajustando mi vestimenta, algo poco habitual en mi. Así que el chaleco tendrá que salir de mi sección de prendas. Quizás un día en su lugar acepte un chaleco que realmente sea de mi talla. No es el tipo de prenda que descarto, sino este chaleco en concreto. Si algo no te queda a la perfección, no vale la pena que pierdes energía con ello.

Imagen y personalidad: ¿quién eres y quién quieres ser?

blazerLa otra prenda que no volverá al circuito de mis selecciones es el blazer blanco de rayas. Pensaba que sería una gran adición a mi armario para lucirlo en reuniones con proveedores o clientes. Convierte hasta un par de vaqueros en una vestimenta de oficina. Resumiendo: me lo puse ni una vez. Mis sesiones de coaching se realizan por escrito o por skype. En las catas de té y en mis charlas necesito más movibilidad de lo que tendría con un blazer. Y como chaqueta prefiero una de verdad que me cubre hasta el cuello. Tengo el lujo de que las personas antes de encontrarme generalmente ya tienen una idea sobre quién soy. Quién lee mi blog no me imagina en traje y corbata. Mi marca de té es exclusiva pero desenfadada. No hace falta que me disfrace para impresionar a nadie. Me va mucho mejor seguir auténtica. ¿Qué prendas tienes que no te quedan o no encajan con quién eres? ¿Te atreves donarlas para abrir espacio para tu yo verdadero?

¿Por qué 3 meses? ¿Por qué 33 prendas?

Escrito por ValeDeOro
Si acabas de conocer el Proyecto 333, quizás te preguntes de dónde vienen estos números. ¿O serán aleatorias, un truco de marketing? ¿Cuál es la lógica entre el código numérico de este reto?

33 prendas: un reto para gente normal

El Proyecto 333 es un reto de moda. Te invita a limitarte durante 3 meses a 33 prendas (sin contar la ropa interior, la ropa de deporte y tu pijama). 33 prendas te puede parecer mucho o poco, por experiencia sé que es posible. No importa en qué trabajas, no impoUn armario lleno de roparta cuántas prendas tienes ahora en tu armario, tú eres capaz de vivir con 33 prendas. Quizás tengas que ser creativa, quizás necesites dos semanas para hacer la selección: lo importante es que puedes. ¡Tu puedes! Existen otros retos de moda, más exigentes: Six-Items-or-Less te propone utilizar únicamente seis prendas (o menos) durante un mes. El Uniform-Project te da toda la libertad del mundo en cuánto a los accesorios, mientras vistes con un solo vestido – durante un año. Son retos admirables que nos hacen reflexionar – teóricamente. El Proyecto 333 es para ti, para que pongas en práctica todas estas reflexiones sobre el consumo responsable, la moda slow, las prendas sostenibles y tu propio estilo. Es real, es aplicable a tu día a día. ¿Qué esperas?

3 meses: cambia tus hábitos y cambiarás tu vida

Durante tres meses no comprarás ropa. Visitarás menos centros comerciales, te darás de baja de los boletines de ofertas de moda, descubrirás tu propio estilo, pasarás las mañanas más tranquila. Y al cabo de tres te habrás acostumbrado a este nuevo enfoque de tu consumo. Ya no te estresarán las “ofertas de última hora” (que al final siempre vuelven), ya no te llevarás este producto “porque era tan barato”. Habrás aprendido que tu armario es parte de ti y que te mereces cuidarlo. Cuando aceptas una nueva prendas para tu vestuario, más vale que sea de alta calidad, del color perfecto y que te sienta divinamente. Caso contrario, no tiene cabida en tu vida.

3 meses – 33 prendas – un mundo de aprendizajes

¿Cuántas prendas hay en tu armario? ¿Cuándo fue la última vez que lo vaciaste por completo? ¿No crees que es hora de hacer una limpieza completa y deshacerte de todas estas prendas que no te pones, por la razón que sea? Si necesitas apoyo, apúntate al curso de “Vivir con menos ropa” o descárgate la guía gratuita del armario minimalista y ponle manos a la obra. No te arrepentirás. PD: Puedes compartir tu experiencia con nosotros, aquí o en Facebook. O puedes hacerlo en privado. Lo importante es que actúas, no que lo cuentes.

Los primeros 30 días

Escrito por 
Con mucha ilusión, hoy os dejo las palabras de una participante, que me mandó su experiencia por email. Se inventó su propio proceso para organizar el armario. Una buena demostración de que todos podemos adecuar el Proyecto a nuestras necesidades: [quote style=”boxed”]Hola Valentina: Ya cumpli 30 dias con el proyecto 333, al principio estaba un poco ansiosa porque elegir 33 pzas. se me hacia una locura. lo que hice fue lo siguiente, saque toda la ropa y la empaque, al principio fue difícil y te puedo decir que hasta abrumador, empece con 13 piezas y las demás las he ido incluyendo conforme las he necesitado. Debo confesar que me ha costado mucho la elección de los zapatos, se que suena a locura pero el numero definitivo sera 6. Siento que la época del año no me ayudo en la selección de las prendas debido a que empece el proyecto 333 el 20 de octubre, en mi cd. hasta el momento sigue haciendo mucho calor, en verano llegamos hasta 45°C, en este momento otoño andamos en 25°C apenas empezamos a sentir algo de confort, te decía el frió llega hasta después de la navidad y en los últimos 3 años hemos tenido heladas, así que sigo dejando espacio para las prendas que pudiera necesitar. Este ejercicio me ha hecho reflexionar mucho, acerca de los apegos, y el dejar ir las cosas, a pesar a que la vida a enseñado poco a poco a soltar, aunque no tengo tantas posesiones, vivo en una casa repleta de ellas, lo cual me desgasta emocional y fisicamente, me pone de mal humor, etc. (muchos de los sentimientos que describes en tu blog), la historia es la siguiente cuando me case mi esposo le compro una casa a su mama, la cual mi suegra usaba de bodega, tengo 3 años sacando cosas, he regalado, tirado, donado. En este momento ya puedo caminar por la casa, sigo con una enorme cantidad de muebles desproporcionados, viejos, etc. con la esperanza que mi suegra se los lleve a una nueva casa que acaba de comprar, y al fin pueda tener espacio para remodelar. Tengo dos habitaciones llenas de cajas marcadas con cosas (mi deseo de este 2014 es que al fin salgan de mi casa y de mi vida). He leído los manuales electrónicos, rebajas minimistas, navidad y regalos minimistas, etc. Gracias por todo…..y espero que mi closet sea el comienzo…..[/quote] ¡Enhorabuena!

El primer paso hacia un armario despejado

Escrito por ValeDeOro
El deseo de un armario más organizado parece casi universal.
  • “Debería revisar toda la ropa que tengo.”
  • “En realidad tengo muchas cosas que ya no necesito.”
  • “Me agobio al pensar en lo que me espera en mi armario.”
Si hay tantas personas quieren revisar su armario, reorganizar lo que les rodea, ¿por qué cuesta tanto dar el primer paso?

El Proyecto 333 como herramienta

El primer problema es el “mañana”. Ya lo haré otro día, que hoy no me va bien. Además, no sé muy bien por dónde empezar. Sé que quiero sacar cosas de mi armario, pero no tengo ningún patrón al que seguir. Nadie me enseñó a deshacerme de las cosas. El Proyecto 333 en este momento sirve como guía. Facilita tus primeros pasos para redescubrir tu armario. Te da unas pautas fáciles de seguir que te servirán como punto de partida. Es mucho más fácil seguir unas reglas preestablecidas (y ajustarlas a tu propia realidad) que reinventar la rueda. Los límites sí que nos ayudan, especialmente para empezar.

La libertad de los límites

Armario muy ordenado

El Proyecto 333 tiene reglas muy fáciles: vivirás 3 meses con 33 prendas. Lo demás lo guardarás en un lugar invisible hasta que pasen esos 3 meses. Estos límites te permiten una serie de aprendizajes, que una simple revisión de armario no te puede ofrecer. Descubrirás tu propio estilo. Tendrás que escoger 33 prendas. Según el número de prendas iniciales eso significa que tendrás que pensar muy bien, qué entra y qué no entra en tu selección. ¿Qué te queda bien? ¿Qué utilizas realmente? ¿Qué te hace sentir bien? Los límites preestablecidos te ayudan a buscar tus respuestas y a usar tu creatividad. Experimentarás de verdad. En tu armario tendrás 33 prendas y nada más. No puedes caer en la tentación de comprar más ropa (por lo menos durante estos tres meses), ni de sacar ropa del montón guardado. Durante tres meses probarás cómo es la vida con menos cosas, sin tener que esforzarte. Los límites preestablecidos han hecho la decisión por ti. Además, acabarás con un armario despejado, dicho sea de paso. ¿Te atreves?