Dónde consigo mis prendas de autor

Escrito por ValeDeOro
ezebeeEl Proyecto 333 es un reto para las participantes, sin duda. También es toda un prueba de resistencia para las prendas de ropa que tan cuidadosamente hemos seleccionado. Esta temporada ya he tenido que dar de baja dos prendas: los zapatos azules (que por el cambio de temperatura no he tenido que sustituir) y mi camiseta favorita que creó un hueco no sé cómo. Así que estoy nuevamente en búsqueda de una prenda versátil y única.

La obsolescencia programada del mundo de la moda

Los primeros en fallar suelen ser las prendas más baratas de las grandes cadenas comerciales: la baja calidad y falta de cuidado en los detalles no aguanta el uso intenso. La forma se pierde, el color se queda pálido y el material se desgasta a la velocidad de la luz. Pensados para una temporada (como mucho), estas prendas se han creado para el momento de la venta. Un uso continuo no estaba dentro de las especificaciones. Total, ya te comprarás otra prenda, que son baratas. A no ser que quieras ser fashionista y slow, que hayas seleccionado tus 33 prendas con ilusión, que no quieras comprar por comprar ni apoyar un tipo de negocio que ya no encaja en tu modo de entender las cosas. Mientras la publicidad te anima a diferenciarte cambiando tu vestuario cada 6 semanas, busca algo diferente: prendas que duren, que queden bien, que sean únicas y perfectas para tu estilo.

Ezebee: una comunidad para encontrar a tu diseñadora.

Si vives en una gran ciudad, no te será difícil encontrar tiendas de moda independiente, diseñadoras autónomas y marcas pequeñas que todavía le dan importancia al detalle. Caso contrario te quedan las tiendas online, con la dificultad de que sigues sin saber quién está detrás de la idea. Y si ya sabes exactamente lo que quieres, las búsquedas por internet tampoco son la mejor opción: al final son siempre las grandes cadenas comerciales las que llenan las primeras páginas de resultados de búsqueda. Y así es como descubrí Ezebee como alternativa que me permite conectar con diseñadores que hablan mi idioma y ofrecen sus prendas en mi país. O debería decir, diseñadoras. La mayoría de los participantes son mujeres y ya he descubierto unos cuántos diseños que me encantan. En cuánto me abandona otra prenda “común”, ya sé dónde buscar. Contactar directamente con las diseñadoras también es muy fácil, así que si te falta una talla, te gustaría algo en otro color: tan solo tienes que preguntar, a lo mejor llegáis a un acuerdo. A diferencia de Etsy, una red muy grande centrada en manualidades, Ezebee potencia mucho la participación de la comunidad hispano-hablante. En España (y también en LatinoAmerica) ya hay bastantes usuarios dados de alta. He encontrado hasta una diseñadora en Mataro! De hecho es posible que pronto encuentres también mi té de sombra en esta plataforma, en el apartado de Bebidas, claro está. Cuándo se te rompe alguna prenda, ¿cómo la sustituyes (si es que la quieres sustituir)?

Chuleta para el proceso de organizar tu armario

Escrito por ValeDeOro
P333_Desatasca_FlowChart Descárgate el documento en formato pdf aquí. Inspirado por Bobella

Rebajas en derechos laborales

Escrito por ValeDeOro
El otro día encontré esta “contrapublicidad” de la campaña Ropa Limpia.

Después de la imágen, la traducción al español:rebajas-laborales

¡Rebajas en derechos laborales!

9,90 € polo “70 horas la semana”

Fabricado en Bangladesh por Roshia a cambio de un salario de 25€ mensuales en jornadas laborales de 10 horas, 7 días a la semana. Una ganga!

12,99 € tejanos “tiempo parcial”

Comercializados en Catalunya por Sandra que trabaja 24 horas semanales con gran flexibilidad i cambios de horario constantes. Contrato temporal asociado a un salario de 629 Euros al mes, de los cuales 559 sirven para pagar el alquiler del piso.

11,99 € camiseta “contrato temporal”

Gracias a la contratación tempral, Correfour y sus proveedores reducen los costes de la mano de obra y disfrutan de una plantilla extremadamente flexible para adaptar-se mejor al mercado.

10,99 € zapatos “precariedad”

El trabajo a tiempo parcial, cuando no es una opción escogida por los trabajadoras y trabajadores, es una forma de precariedad y el origen de la pobreza de muchas familias.

9,99 € vestido “45€ al mes”

Fabricado en la India por Salma por un salario de 45 € al mes, de las cuales 20 € sirven para el alquiler de una minúscula habitación que le ofrece la fábrica donde trabaja.

6,99 € pantalón “estrés”

Estos precios son posibles porque exigimos el máximo de nuestros proveedores. Precios cada vez más baratos y términos de entrega cada vez más cortas. Los proveedores deciden como tratar a sus trabajadores y trabajadoras para cumplir con nuestras exigencias.

2,99 € bufanda “sin sindicato”

Los trabajadores de la India, de Bangaldesh y Sri Lanka corren el riesgo de ser intimidados si deciden formar parte de un sindicata, aunque este derecho sigue siendo reconecido en la legislación laboral de estos países. Los trabajadores de la empresa y de sus proveedores alrededor del mundo os garantizan el mejor precio. Para saber más sobre las condiciones de trabajo en la indústria de la moda, puedes visitar la página web de la campaña Ropa Limpia. También puedes descargarte el informe “Pasen por caja” (pdf) con más información.

¿Por qué compro lo que compro? – Deseos secretos (y no tan secretos)

Escrito por ValeDeOro
[Esta entrada es la segunda parte de la mini serie: ¿Por qué compro lo que compro? No te pierdas la primera parte sobre proyecciones futuras.] Flor para el juego "me ama - no me ama - me ama - no me ama"Comprar es un acto de afirmación de la propia imagen, un evento social con las amigas o una recompensa personal. No compras porque necesites algo, compras para sentirte mejor contigo mismo. Si quieres reducir el ritmo de compras (ya sea por sostenibilidad o para invertir tu dinero en otras cosas), el primer paso será analizar por qué compras lo que compras:

Con esta prenda, seguro que encontraré pareja

Quizás el efnómeno sea más extendido entre las mujeres solteras que entre los hombres. El número elevado de libros que enseñan cómo “atrapar un hombre” y los artículos sobre “cómo encontrar a tu príncipe azul” solo aumenta la presión. Curiosamente todas las listas recomiendan invertir dinero en ropa, ya sea para mostrar que no eres “fácil” o para “seducirle”. Y así se llena el armario con prendas y accesorios que a la luz del probador te hicieron sentirte como la reina de la discoteca, pero que nunca te pondrías en público.

Cambiando de ropa y mis padres/pareja/jefe/colegas a lo mejor ya no me critican

Criticar al prójimo por la ropa que ha elegido es la forma más fácil de deshacer la autoestima de una persona. Y lamentablemente se utiliza mucho para desmoralizar colegas de trabajo, criticar los hijos o cambiar a la fuerza a la pareja. Y aunque la ropa comprada con el afán de gustar a alguien sí te la pondrás cuando sabes que coincidirás con la persona, no te estás haciendo ningún favor a tí mismo. No te sentirás bien en tu propia piel (o mejor, con la ropa) y le das el poder a la otra persona para decidir si tú tienes derecho a sentirte bien o mal.

Antes de comprar: ¿quién soy y qué quiero?

Si te das cuenta de que no te estás vistiendo para tí, sino para gustar a otras personas (reales o ficticias), es hora de prestar atención a tus sueños y después adecuarlos a tu propio estilo. ¿Qué te haría feliz, independiente de la compañía en la que estás? ¿Qué quieres conseguir en la vida? Una vez que has decidido a qué aspiras sabrás si las prendas que pretendes comprar realmente te sirven y qué tipo de ropa necesitas. Si no tienes muy claro qué es lo que necesitas, presta atención a los comentarios positivos que recibes. Si cinco personas te dicen que este verde resalta tus ojos, quédate con este color. Si quieres resultados más rápidos, puedes contratar a una asesora de estilo (en Barcelona puedo recomendar Marta de EmQuedaBé) La ropa adecuada puede ayudarte a realizar tus sueños, pero asegúrate de que estos sueños sean los tuyos! — Imagen: Bluemoon / flickr

Guía rápida para empezar con el Proyecto 333

Escrito por ValeDeOro

¿Que me voy a poner?Si es la primera vez que participas, entonces quizás estos consejos te pueden ayudar:

  1. Saca todo de tu armario. Realmente todo. Pon lo encima de la cama.
  2. Coge cada prenda en tus manos para ponerla en una de cuatro pilas
    1. Prendas que adoras.
    2. Prendas que quieres mantener (pero no sabes por qué)
    3. Prendas que no son tu estilo, o ya no te caben: para donación.
    4. Prendas que ya no están en buen estado: basura
  3. Lleva pila D a la basura, deja pila C con una ONG
  4. Coloca las cosas en pila B en una caja y guardalo. Si en tres meses no echaste de menos nada del contenido: donación
  5. De la pila A: escoge tus 33 prendas. El resto probablemente no es de temporada, así que lo puedes guardar en otra caja. Solo lo volverás a ver después de 3 meses.

Asegurate que las prendas que has escogido están de acuerdo con el clima (no necesitas tu mini falda si estás a -5ºC. A no ser que lo combinas con medias de lana). Además intenta prever cualquier fiesta o viaje que se avecina durante los próximos tres meses.

Tu vida será más fácil si los colores combinan entre ellos. Pero no significa que tendrás que ir de blanco/gris/negro todo el tiempo. Escoger dos colores base (marrón y negro) y dos colores de personalidad (por ejemplo verde y rosa, verde y azul, azul y rojo, azul y lila) te darán muchas oportunidades de combinación.

Y si no estás seguro: pregúntanos. Puedes dejar un comentario en cualquier de las entradas, en los blogs que participan, o en el twitter añadiendo #proyecto333 a tu pregunta.

Inspirado en “How to live in the land of enough space